Si piensas en la comunicación tradicional, la de toda la vida, seguramente te lleguen a la mente las imágenes de los niños repartidores de periódicos. Ellos se convirtieron en los protagonistas de las ciudades de finales del siglo XIX y comienzos del XX. De hecho, hoy en día la tendencia de recuperar lo antiguo, conocido como vintage, nos ha hecho tener más presentes a estos niños que, como veremos más adelante, no eran precisamente afortunados.

Comunicacion tradicional

¡Extra! ¡Extra! ¿Quiénes fueron los protagonistas de la comunicación tradicional?

Conocidos también en Estados Unidos como newsboysnewsies, estos niños de muy temprana edad (algunos tenían tan sólo 6 años) eran, en su mayoría, hijos de inmigrantes que llegaron a la costa norteamericana con muchos sueños por cumplir. Sin embargo, la realidad fue que gran parte de ellos enfermaron dejando huérfanos a miles de niños en la ciudad. Todos estos niños estaban solos, vivían en la calle y tuvieron que utilizar su ingenio para salir adelante.

Los primeros ejemplares de prensa escrita se enviaban por correo a través de suscripción, pero resultaba muy caro el envío y llegaban a sus destinatarios con cierto atraso. Por ello surgió el concepto del niño repartidor, una oportunidad para que los periódicos se repartiesen a tiempo real y las noticias no quedasen desactualizadas.

Parecía una gran idea, los niños tenían una forma de ganarse la vida y los medios de comunicación conseguían llegar a sus lectores de forma rápida. Sin embargo, los niños se encontraban desprotegidos. No estaban contratados por el periódico en cuestión, sino que compraban los ejemplares y los vendían de forma autónoma. Por tanto, si no vendían todos los periódicos perdían dinero. Una situación que les llevaba a ser muy insistentes, tanto que muchas personas de la época lo relatan su encuentro con ellos como situaciones incómodas. Eran niños que sólo querían comer y sobrevivir, vestían con pantalones cortos, calcetines altos y una gorra con visera que hoy en día se conoce como “gorras newsboy“. De hecho, ahora está muy de moda, pero en origen los niños vestían como podían y los más desafortunados no llevaban abrigo ni gorra.

Comunicacion tradicional

Su situación era muy delicada, ganaban alrededor de 30 céntimos diarios y trabajaban de la mañana a la noche. Gritaban con todas sus fuerzas los titulares de las noticias o destacaban las historias más atrayentes. Todos ellos se reunían y, a pesar de la competencia, debían cuidar los unos de los otros. Durante aproximadamente 50 años más de 30.000 niños vivían solos en las calles de Manhattan.

Al cabo de los años la situación, que era insostenible, se hizo más patente y se convocó una gran huelga que mejoró notablemente sus condiciones. En 1899 se organizaron en un parón que duró dos semanas y disminuyó la distribución del periódico “New York World” de 360.000 a 125.000 ejemplares. De esta manera los niños consiguieron ganar más dinero, todo un éxito para aquel entonces.

Pasaron los años y el número de niños repartidores de periódicos fue reduciéndose poco a poco. Se les envió progresivamente en tren a orfanatos y la sociedad se concienció sobre los derechos de los niños y la explotación infantil. Todos los niños tienen derecho a una infancia feliz, de hecho, el ministro Charles Loring Brace fundó Children’s Aid Society para ayudar a los niños huérfanos y ofrecerles un hogar.

Pero no solo existieron niños repartidores en Estados Unidos. Aquí mismo, en España, se podían ver niños en las plazas de las ciudades repartiendo La República, El Heraldo, L’Opinió, el diario Arriba… Eran niños que pertenecían también a las clases más bajas de la sociedad y buscaban una forma de ayudar en casa.

Comunicación tradicional

Hoy en día, gracias a la tecnología, todo ha cambiado y los medios de comunicación no recurren a niños para difundir sus noticias. Hoy contamos con herramientas mucho más efectivas como el envío de emails y las redes sociales. La comunicación tradicional sigue existiendo, ha evolucionado y nosotros apostamos por ella, como comentábamos en este post.

Esperamos que os haya gustado este artículo con una mirada al pasado. Hemos considerado importante conocer la historia de estos niños y su papel en la historia de la comunicación. Ellos se merecen que les recordemos y nosotros, que nos dedicamos a esta profesión tan bonita, hemos querido compartir su realidad para que todos seamos conscientes de cuál fue su labor.

COMUNICACIÓN

Buscamos los ángulos informativos que conviertan un producto, servicio o empresa en noticia

Más información
The following two tabs change content below.
Laura Cuesta

Laura Cuesta

Marketing de Contenidos | Eventos | Diseño Web | Apasionada de la Comunicación, sentí desde muy temprano la necesidad de crear contenido de interés y compartirlo con el resto del mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest