La importancia de la comunicación interna en las compañías

Cuando las compañías hablan de comunicación, en muchas ocasiones, se refieren a aquello que se comunica de puertas para fuera. Es decir, dar a conocer lo que hacemos a través de medios de comunicación, redes sociales o nuestra propia página web.

Sin embargo, es habitual (en ocasiones, por falta de presupuesto) descuidar la comunicación hacia dentro, es decir, la comunicación interna, olvidando la importancia de alinear empleados y organización en torno a la cultura corporativa de la compañía, con el objetivo de que conozcan y compartan su filosofía, misión, valores y objetivos.

El verdadero motor de las compañías es el talento humano, por ello, una premisa fundamental de la comunicación interna es motivar a cada uno de los profesionales que forman parte de la compañía para cultivar la fidelidad y el sentido de pertenencia a la empresa.

Para ello, todos los integrantes de la organización deben participar en la comunicación de mensajes, que deben ser claros y concisos y, por supuesto, olvidar alardear de nosotros mismos. Algo a tener en cuenta es aprovechar las comunicaciones internas para reconocer el trabajo bien hecho en algún proyecto, de algún equipo o persona individual, de manera pública.

Es importante que a la hora de desarrollar una estrategia de comunicación interna tengamos en mente el momento en el que nos encontramos. Con esto me refiero a que debemos facilitar el feedback, es decir, la comunicación debe ser bidireccional y se debe estar abierto a recibir comentarios de los profesionales, para que los canales de comunicación interna no se conviertan en un simple escaparate.

La comunicación interna no es sólo para los grandes

Otro error habitual es pensar que si somos  una pequeña/mediana empresa no es necesario definir un plan de comunicación interna, ya que, vernos todos los días es la mejor forma de comunicación. Sin embargo, esta opción es errónea, ya que, no sólo consiste en hablar, sino en escuchar, fomentar al equipo y hacerlo partícipe de los retos de la compañía.

Los canales de comunicación cambiarán si estamos hablando de diez empleados o de diez mil. Sobre todo, porque para las grandes compañías hay que desarrollar planes que faciliten la tarea. Las convenciones, las circulares o las reuniones informativas son válidas para desarrollar una labor de comunicación interna, especialmente, si la empresa cuenta con pocos empleados. Sin embargo, si la compañía tiene un tamaño mayor puede apoyarse en herramientas más innovadoras y totalmente en línea con el entorno digitalizado en el que nos encontramos. Por ejemplo, con la implantación de una intranet, revistas digitales para que los profesionales puedan participar, algo parecido a un “buzón de sugerencias” una vez al mes, etc.

Por lo tanto, las compañías, sean del tamaño que sean, deben inculcar en sus profesionales ese sentimiento de pertenencia que va a hacer que entiendan a la perfección el sentir de la empresa, desarrollando un plan de comunicación interna modificable sobre el que trabajar, apoyándose en los beneficios que ofrecen las nuevas tecnologías, especialmente, para facilitar la comunicación bidireccional. Sin olvidar, que nunca debemos dejar de comunicarnos sin mirarnos a los ojos.

Comunicación

Alineamos a empleados y organización en torno a la cultura corporativa de la compañía

Más información
The following two tabs change content below.
Paloma Pérez
Periodista | Consultora de Marketing y Comunicación | Escritora | ¡Encantada de echarte una mano para lo que necesites!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest