En una estrategia de comunicación, uno de los puntos a trabajar más concienzudamente antes de realizar cualquier acción son los mensajes y los atributos de marca.

Hay compañías de servicio o de producto que, por su naturaleza, tienen unos mensajes y atributos intrínsecos pero nunca se han sentado a localizarlos y definirlos, habiendo hecho así, hasta el momento, una comunicación que en realidad esconde un mayor potencial.

Esta oportunidad no podemos perderla, ya que en un mercado en el que la competencia es cada vez más feroz, el consumidor tiene en cuenta otros factores -además del precio y la calidad- cuando se encuentra con productos de la misma gama.

Por ejemplo, en sectores como el alimentario esta tendencia es clara y va acompañada de la toma de conciencia por parte del consumidor final y de los distribuidores intermediarios, sobre la importancia de la responsabilidad en los procesos de producción, la eficiencia energética o la ecología. Pero podemos extrapolarlo a cualquier sector productivo y de servicios.

Todas las bondades y fortalezas de nuestra marca deben ser bien comunicadas y convertirse finalmente en los atributos por los que queremos que nos reconozcan.

 

Pero en comunicación; ¿qué diferencia hay entre los mensajes y los atributos de la marca?

 

Cualquier empresa de servicios o de producto susceptible de realizar branding, debe plantearse qué quiere comunicar y saber que, en ese proceso comunicativo, está construyendo su imagen de marca.

Precisamente para realizar esta acción de branding desde la comunicación corporativa, desde nuestra estrategia, definimos los atributos que configuran nuestra identidad de marca: aquellos  por los que queremos ser reconocidos. Estos estarán muy alineados con los valores y filosofía de la empresa. Son características claves y fortalezas de la marca, cuanto más definidos mejor.

Los mensajes, que desde la compañía se emiten a nuestras audiencias, transmiten los valores, la filosofía y por supuesto tienen que ser muy claros respecto a cuál es nuestra actividad, definir bien nuestro servicio o producto. Así, a la hora de elaborarlos,  es cuando tenemos que alinearnos y tener muy presentes los atributos, ya que estos serán por los que queremos que nos identifiquen.

Es cierto que las empresas que llevan mucho tiempo en el mercado van actualizando sus mensajes y a veces también sus puntos fuertes van variando, pero si la marca tiene un posicionamiento solido y bien definido en lo esencial no variará lo largo de toda su historia.

Si lo pensamos, hay marcas que tienen ya adheridos a su nombre una serie de atributos que han ido trabajando a lo largo de toda su trayectoria en comunicación. Ahí están las grandes, marcas como Nike, Coca-cola, Dodot, o Nescafé, casi podemos decir lo que nos transmiten solo con oír su nombre. Forman parte de nuestra vida, hemos crecido con ellas y son marcas que siguen inspirándonos confianza.

 

 

Coca Cola

 

NIKE

 

Dodot

 

Nescafé

 

Si aún no tienes claro qué vas a comunicar en tu estrategia te animamos a que te emplees a fondo para definir: qué es lo mejor de tu marca y cómo quieres contarlo al mundo. Y ya sabes, si necesitas que te ayudemos no dudes en contar con nosotros.

Comunicación

¿Quieres conocernos? Estaremos encantados de sentarnos con vosotros.

The following two tabs change content below.
Irene Guerrero Delgado

Irene Guerrero Delgado

Relaciones informativas | Marketing de contenidos | RRPP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR

Pin It on Pinterest