¿Quiénes son los haters y por qué hacen tanto daño?

“Haters gonna hate”, ya lo decía Taylor Swift en su canción Shake It Off. Es una realidad que debemos aceptar porque odiar es inherente al ser humano. Es un sentimiento que surge de lo más profundo y se manifiesta de diferentes maneras. Una vez asumido esto, debemos fijarnos en cómo manejamos ese sentimiento en la vida real y en las redes sociales.

Muchos justifican que el anonimato de las redes sociales lleva a manifestaciones de odio explícitas y que no se pueden controlar. Nosotros defendemos siempre que la educación ha de estar presente en primer lugar. Si en la vida real no se insulta a la cara, ¿por qué en Internet se envían mensajes destructivos hacia otras personas? ¿Es que nos olvidamos de que tras cada perfil se encuentra una persona de carne y hueso? Aunque parezca que todos nos convertimos en “ceros y unos”, seguimos siendo humanos con sentimientos susceptibles de ser heridos, como en la vida real.

Hace poco Jordi Évole habló sobre los haters en su programa Salvados y la blogger Alexandra Pereira (Lovely Pepa) explicó cómo llevaba años sufriendo acoso por internet. De hecho, tras este vídeo, consiguió que sus followers se unieran bajo el hashtag #AdiósForoVogue y cerraran, por presión a la prestigiosa revista, este foro donde se congregaban haters para criticar su vida personal y profesional.

Este vídeo ha supuesto un hito en la historia de las influencers. Muchas youtubers mostraron su apoyo a la bloguera y anunciaron que también sufrían este tipo de acoso por Internet. Está claro que el odio está generalizado y que se manifiesta de forma masiva ante los personajes públicos. Muchos justifican que la culpa la tienen ellos, por mostrar su vida personal en canales que puede ver todo el mundo. Pero exponerse no debería implicar convertirse en una diana a la que lanzar dardos envenenados.

¿Por qué, aunque hagan daño, los haters ayudan los influencers?

Estamos de acuerdo en que los haters hacen mucho daño a los personajes públicos. Pero debemos recordar que estos haters se encuentran entre sus seguidores. Para estar informados de todo lo que acontece en la vida de un influencer, es más cómodo estar suscrito a su canal de Youtube, por ejemplo, que visitarlo desde fuera. Por tanto, está demostrado que los haters incrementan el número de seguidores, el número de comentarios (aunque sean negativos) y, cuando hablamos del formato vídeo, en el número de visualizaciones, que es realmente lo que genera ingresos en Youtube.

De esta manera, aunque las redes sociales se fijan cada vez más en medir el engagement positivo (teniendo en cuenta los comentarios negativos como tal), debemos pensar que algunos influencers deben su fama también a los haters. De hecho, en algunas ocasiones ellos les dan las gracias, por que les han ayudado a impulsar su carrera.

Como conclusión y para ilustrar mejor esta última idea, recordamos esta gran cita célebre de Salvador Dalí:

“Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen de mí. Aunque confieso que me gusta que hablen mal porque eso significa que las cosas me van muy bien. De los mediocres no habla nadie y, cuando lo hacen, solo dicen maravillas”.

¿Qué te parece? ¿Incluirías en tu estrategia de comunicación a los haters? Existe un debate muy interesante en torno a este tema y nos encantaría que nos transmitieses tu opinión en los comentarios.

REDES SOCIALES

No es lo mismo estar en ellas que administrarlas de forma profesional. ¿Quieres saber cómo las gestionamos nosotros?
The following two tabs change content below.
Laura Cuesta

Laura Cuesta

Marketing de Contenidos | Eventos | Diseño Web | Apasionada de la Comunicación, sentí desde muy temprano la necesidad de crear contenido de interés y compartirlo con el resto del mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest